RASSEGNA STAMPA ESTERA/WEB

 2019 2018 2017 2016 2015 2014 2013 2012 2011 2010  2009  2008 2007 2006 2005 2004 2003 2002 2001 archivio  

Anno 2020

gennaio febbraio marzo aprile maggio giugno luglio agosto settembre ottobre novembre dicembre

Cliccare sulle immagini per ingrandirle

 

Russian S-500 'Space Defense System' to be deployed this year
Da defenseworld.net del 3 luglio 2020

The upcoming Russian S-500 ‘Triumfator-Mor Prometheus’ will be called Space Defense System (SDS) and not air defense system going by its ability to destroy satellites and hypersonic weapons in low orbit space.
In the most detailed listing of the features of the secretive S-500 SDS, the commander in chief of the Aerospace Forces of Russia Sergei Surovikin said during an interview with the Russian defense ministry's Krasnaya Zvezda newspaper on Wednesday: "According to its tactical and technical characteristics, the S-500 can be considered the first generation of space defense systems, since it will be able to destroy low-orbit satellites and space weapons."

“The characteristics laid down in the S-500 space defense system make it possible to destroy, in addition to aerodynamic and ballistic targets, hypersonic weapons of all modifications, including in the near space. It is safe to say that analogues of this system simply do not exist,” he said.

The Triumfator-Mor Prometheus is developed by Almaz-Antey Corporation which also developed the S-400 and S-300 air defense systems.
"The main task of the complex is the destruction of medium-range ballistic missiles, and, if necessary, the warheads of intercontinental ballistic missiles in the final section of their flight path," said the commander in chief.
In an interview with Interfax on May 9, Deputy Prime Minister Yuri Borisov said that all S-500 elements were manufactured and the system is scheduled to enter Russian Aerospace Forces in 2020.

In previous tests, the S-500 system tracked and struck at practice missiles from a range of 480 km which is said to be the longest range strike by an air defense system. The system’s claimed range is 600 km.
According to unofficial information, the S-500s will have a response time of about 3-4 seconds compared to 9-10 seconds for the S-400.
The main missile with the S-500 is the 40N6 missile a 30-feet long, two-stage solid fuel missile capable of reaching speeds of 9 Mach having a blast-fragmentation warhead with a range of 310 miles and 95-percent accuracy. The Prometheus will use 2 new types of missile, the 77N6-N and 77N6-N1, the first-ever Russian missiles with inert warheads, capable of destroying nuclear warheads by force of impact. The missiles will strike ballistic missiles at a height of 185 km considerably minimising the impact of their debris.
S-500 system is expected to use the 91N6A(M) battle management radar and 96L6-TsP target acquisition radar besides new 76T6 multimode engagement radars. The other components will be the launch vehicle and command posts.

 

Historic bomb-proof fort Number One, The Thames goes on sale for £2m
Da deadlinenews.co.uk del 30 giugno 2020

By John Glover

A REMOTE 165 year-old bomb proof gun tower has come back on the market for four times the price it was sold for six years ago. The sea defence known as the Grain Tower Battery, is based on a spot of land 1km off the Isle of Grain, Kent. The structure stands where the river Thames and the Medway meet and is only accessible on foot during low tide. Otherwise, the property, listed as Number One, The Thames, requires a boat or helicopter to reach it.

Now the impressive defence is up for sale with Chrome Residential, for offers exceeding or equal to £2m.
Images of the property show the stunning, sheer view of the Kent estuary afforded by the fort.

Many of the rooms are currently in a state of ruin however, with considerable improvements required. The dilapidated property is the same price as a beautiful three bedroom flat in Chelsea’s Cadogan Gardens.

While in Edinburgh, the fort costs more than a six bedroom flat in the luxurious and sought after Stockbridge area of the city. Sellers Chrome residential say the property has the potential to become: “A private residence, an off shore hotel, a houseboat community, outdoor pursuit centre, film location, nightclub, casino to name a few.”  Set over 2,300 sqm, the property was originally built in 1855 to serve as a military installation to protect The Thames, Chatham and Sheerness dockyards. It featured a large gun on the roof which has since been removed, an army barracks. The property was bought by builder Simon Cooper from the Crown with the intention of turning it into his dream home. However, Mr Cooper has been unable to develop the property and put it on sale in 2014 at £500,000. It is unknown if he had managed to sell the property or is putting on sale again.

 

US Senator Proposes Buying S-400 Systems from Turkey
Da defenseworld.net del 30 giugno 2020

S-400 air defense system

The United States could buy the Russian S-400 air defense systems from Turkey to cushion the blow and ease tensions between the two allies.
Last week, Senate Majority Whip John Thune, representing South Dakota, proposed amendment to the 2021 National Defense Authorization Act (NDAA) that would allow the S-400 purchase to be made using the U.S. Army’s missile procurement funds, Defense News (https://www.defensenews.com/congress/2020/06/29/us-could-buy-turkeys-russia-made-s- 400-under-senate-proposal/)reported today.

“I think the US buying the S-400s from Turkey is a clever way of getting Turkish President Reccep Tayyip Erdogan out of the jam he put himself in. We just want to get the system out of Turkey ... and if it enables the Turks to take part in the F-35 then all the better,” Jim Townsend, a former Pentagon official for European and NATO policy was quoted as saying by the report.

The U.S.-Turkey tensions nosedived after the latter bought the S-400 systems from Russia for $2.5 billion in 2017. Washington’s attempts to persuade Ankara to ditch the systems went in vain. Soon after Russia began shipping the S-400s to Turkey in July 2019, the U.S. struck off Turkey’s name from the list of F-35 program partners. It also declined to sell F-35 jets to Turkey citing security reasons.
In addition, Senate Foreign Relations Committee Chairman Jim Risch has introduced a tougher amendment which envisages slapping Turkey with sanctions under CAATSA (Countering America's Adversaries Through Sanctions Act) 30 days after NDAA enters force. Although Thune and Risch are both influential senators, there’s no guarantee either of their amendments would receive consideration to be included in the massive NDAA - or, if passed into the Senate bill, that they would survive negotiations with the House, the report said.

 

Historic watchtower on Freshwater cliffs to be demolished next month
Da onthewight.com del 25 giugno 2020

By Daniel James

Local resident Daniel James says if the local landmark was repaired it could form a tourism asset offering a viewpoint for bird watchers and walkers on the coastal path

A demolition application for a twostorey observation tower believed to date from the Second World War has been made to the Isle of Wight council. Demolition is scheduled for 9th July.
The steel and reinforced concrete watch tower on the cliff edge above Fort Albert in Freshwater is currently closed to the public.
Locally-listed heritage asset Part of the cantilever roof lip on the upper storey has fallen off, although the majority of the structure remains. The video below show the original roof intact – courtesy of the Isle of Wight Archive.

If repaired, could form a tourism asset Local resident, Daniel James, commented,

“Cliff End Battery is a locallylisted heritage asset, but there is no heritage report in this application for demolition. Local people are not aware of this application, which has only just been released to the press by the Isle of Wight Council, with one weeks’ notice of the end of the consultation on 3rd July.” “There are no details whatsoever of measures which could be taken to protect the Cliff End Battery or the adjacent Fort Victoria Site of Importance for Nature Conservation from damage during the demolition of the observation tower. Nor are there any details of measures which will be taken to restore the battery or the nature conservation site after demolition.” “The observation tower is a landmark on the cliff edge, and if repaired, could form a tourism asset offering a viewpoint for bird watchers and walkers on the coastal path. As a former military station manned by soldiers from Golden Hill Fort and elsewhere, the battery could attract heritage grants for restoration, and the tower used to provide information to visitors about the history of the area.”

Objections to demolition of the tower can be made using the link on the council’s Website.

 

Castillos de España: "Encinas de Esgueva"
Da cuadernosmanchegos.com del 20 giugno 2020

Ubicación
Se encuentra ubicado en el mismo núcleo urbano de la población de Encinas a 832 metros de altitud, una población centrada en el valle de Esgueva y muy próximo al Embalse de Encinas, en el río Esgueva.

Historia
El castillo se comenzó a cimentar en el siglo XI, pero fue Diego López de Zúñiga, señor de Béjar,noble que fue justicia mayor del rey Enrique III, el que procedió a construir el castillo en 1394, y ya en el siglo XVI, año 1570, Francisco López de Zúñiga, IV duque de Béjar, vendió el castillo pasando a ser propiedad de los señores de Aguilar en la persona de Antonio del Río Aguilar, que hizo importantes mejoras y modificaciones, algunas de ellas desaparecidas en la actualidad. En 1850 su propietario era el marqués de Lorca y luego Vicente del Soto Armesto a principio del siglo XX. Ya en el silgo XX pasó a propiedad de Claudio Moyano, que fue utilizado como viviendas para los vecinos del pueblo y ya en los años cincuenta fue utilizado por el Servicio Nacional del Trigo utilizándose como silo para grano. Finalmente pasó a ser propiedad de la Dirección General del Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León y gerenciado por el Ayuntamiento de Encinas.

Características
Es de forma cuadrada y tiene una muralla defensiva con foso y dispone de puente de piedra
con barbacana y el recinto interior. Dispone DE dos torres cuadradas, una de ellas corresponde a la Torre del Homenaje. Está construido enteramente en sillería muy cuidada. Se aprecia a la entrada el escudo de los Aguilar y en el muro de entrada en su parte alta se destaca un matacán.

Situación actual
El castillo se encuentra muy rehabilitado, aunque la parte interior está vacía y se utiliza por el Ayuntamiento con fines culturales y solamente se puede visitar la parte exterior.

 

Nij bunkermuseum 12H op Flylân
Da omropfryslan.nl del 16 giugno 2020

Nei tsien jier fan fergunningen oanfreegjen, stride tsjin de eleminten, útgrave en bouwe is de ferdigeningsstelling 12H op Flylân sa goed as klear. It kin no as bunkermuseum tsjinje.

It kompleks bestiet út trije wenbunkers, in keukenbunker, in houten kommandantbunker, twa skuttersputten, in útkykpost, in opberchhok, in latrine, rinfuorgen en stellingen foar kanonnen en mitrailleurs út de Twadde Wrâldoarloch. It sil no as museum tsjinje. De offisjele iepening is fanwege de coronamaatregels útsteld, mar de earste besikers rinne der al om. Se betelje in leger taryf.

Rekonstruksje

Op Flylân is fan alle Dútske ferdigeningswurken fan stelling 12H it meast oerbleaun en dêrom wie dy it meast geskikt foar rekonstruksje. Dochs hawwe de inisjatyfnimmers langer oer de oanlis dien as de Dútsers yn 1942, fertelt Dirk Bruin. "In het gemeentearchief heb ik een brief gevonden met de mededeling dat op die datum dat gebied in beslag is genomen door de Wehrmacht. Binnen een jaar stond het complex er. Ik geloof dat wij wel meer dan tien jaar bezig zijn geweest." Ien fan de grutte problemen wie it waar. By hurde wyn waaiden de rinfuorgen dy't útgroeven wiene wer fol sân. Wol binne de rinfuorgen ferstevige neffens de rjochtlinen fan de Dútske bouwers. Alle bouwurken binne sa folle mooglik yn orizjinele steat opboud en ferve yn de autentike kamûflaazjekleuren.

Projekten

It grutste projekt wie de bou fan de keukenbunker mei der boppe-op de kantine. Dy wiene bot fertutearze en de golfplaten fan de kantine wiene stikken. De bunker is yn de jierren 70 noch brûkt as ûnderkommen foar de Flylanner jeugd. "Dat waren toen jonge knapen en twee van hen komen ons nu als mannen op leeftijd helpen. Die vertellen ons leuke anekdotes over wat zich hier toen afgespeeld heeft aan feestjes en zo", seit Bruin. Der is al hiel wat materiaal út de Twadde Wrâldoarloch sammele, fûn en ynbrocht. Nei ferskillende oproppen kamen foto's, ferhalen en oar guod fan it eilân foar it ljocht. Dy kinne tentoansteld wurde yn it museum. Dochs hat Dirk Bruin noch wol wat op syn ferlanglistje. Hy soe graach oan in album komme mei foto's, spesifyk fan Stelling 12H.

Atlantikwall

Stelling 12H wie ûnderdiel fan de Atlantikwall, in ferdigeningsliny fan de Dútsers fan Noarwegen oant Spanje. 12H stiet foar de tolfde stelling, rekkene fan It Amelân ôf. (Skier foel ûnder in oar Dútsk kustdistrikt.) De letter H stiet foar Heer, Dútsk foar leger.

 

Plougonvelin. Des nouveautés débarquent au Musée 39-45
Da ouest-france.fr del 13 giugno 2020

Aurélien Coquil, devant le Musée 39-45, à Plougonvelin

Se trouver dans la simulation d’un bombardement d’époque ou des tranchées… De nouvelles curiosités se dévoilent dans l’ancien poste de commandement de Plougonvelin (Finistère), qui a rouvert.

Tapis en retrait de la pointe Saint-Mathieu, épiant l’océan Atlantique et les terres bretonnes, volontairement enfoui aux trois quarts par l’occupant allemand, cet iceberg de béton de la Seconde Guerre mondiale devait voir sans être vu. Le poste de commandement allemand Graf Spee a été démystifié depuis qu’Aurélien et Clément Coquil l’ont réhabilité en Musée Mémoires 39-45 en juin 2017, à Plougonvelin (Finistère).

Une collection enrichie

Si le Covid-19 est passé récemment par-là, cet impressionnant blockhaus modulaire de cinq étages et aux murs de 3,5 m d’épaisseur s’ouvre à nouveau aux visiteurs. Aurélien Coquil est « content de voir le bonheur des gens à pouvoir ressortir, d’avoir leur retour positif sur le musée, ça nous fait plaisir aussi ! » Cet homme est un passionné, il a su aussi, « sans trop d’efforts de persuasion, mais beaucoup de complicité », entraîner son frangin Clément dans la réhabilitation titanesque de cet immense édifice, où 30 000 visiteurs s’engouffrent chaque année. Le site est incroyablement reconstitué par des milliers d’objets de l’époque, du plus petit jusqu’au tank Sherman à l’extérieur. « Durant le confinement, on a encore enrichi, à l’intérieur, comme à l’extérieur. » Désormais, le musée est prêt pour des visites adaptées au protocole sanitaire.

Tous à l’abri !

Clément Coquil, dans la tranchée réhabilitée durant le confinement : elle rejoint les trois blockhaus défensifs du « Graf Spee » à l’arrière-plan, dont seul un quart émerge de ses entrailles. | OUEST-FRANCE

À l’intérieur du bunker, pas le moindre espace sans objets d’époque : armes, mannequins costumés, objets et scènes de la vie courante des 25 « occupants » de l’époque, mais aussi du contexte, le tout enrichi d’anecdotes écrites, souvent dramatiques. Il y a aussi l’ambiance sonore qui reconstitue les échanges dans le poste, la langue de Goethe n’y est pas romantique, plutôt militaire. À l’intérieur de l’abri reproduit dans une ferme locale, on s’assied dans la pénombre d’une pièce de vie et le bombardement commence crescendo, jusqu’à en faire trembler le banc. Terrifiant, si on se laisse totalement transporter.

La tranchée entre les trois blockhaus reconstituée

Autour de l’impressionnant Graf Spee, trois blockhaus défensifs ont été réinvestis dans leur rôle d’époque : défendre le poste de commandement. « Nous avons réhabilité la tranchée qui existait et qui reliait ces trois blockhaus autour du poste de commandement. »
Musée 39-45, le Prédic, route de la Pointe-Saint-Mathieu, à Plougonvelin. Ouvert tous les jours, de 10 h à 18 h 30, sans interruption jusqu’au 11 novembre. Tarifs : adulte, 7,50 € ; enfant, 5,50 € ; groupe (moins de dix personnes), 6,50 €. Tél. 02 29 02 84 56.

 

Un castillo medieval en Madrid
Da larazon.es del 13 giugno 2020

Castillo de la Alameda de Osuna, Madrid/Foto: Ayto. de Madrid

Es la única fortaleza de la Edad Media que perdura en Madrid; está en el barrio de Alameda de Osuna y reabre a los visitantes este sábado

Los museos municipales de Madrid han reabierto sus puertas al público dentro de las restricciones de aforo y medidas de seguridad e higiene necesarias para evitar contagios por coronavirus. Pero tanto el Castillo de la Alameda como la ermita de San Antonio de la Florida, han tenido que esperar a este fin de semana, porque sólo son visitables los fines de semana y festivos.
Una historia de gloria, decadencia, ruinas, olvido y recuperación es la que viste al castillo de Alameda de Osuna, el único que perdura en la ciudad de Madrid, para sorpresa de propios y extraños. Y es que la historia de este castillo, situado en el distrito de Barajas, no es sólo la de una construcción y sus vicisitudes, sino que sus orígenes están relacionados nada menos que con la formación de España tal cual hoy la conocemos y con la formación de su monarquía.

El terreno sobre el que está edificado y sus alrededores han estado habitados desde la Edad del Bronce hasta época romana, y una vez edificado, su historia llega hasta la Guerra Civil. De la fecha de su construcción se sabe poco, pero la primera referencia histórica conservada que hace referencia expresa al castillo lo sitúa en 1476 como lugar de refugio de los partidarios de Juana la Beltraneja en la guerra por el la corona castellana que la enfrentó a Isabel la Católica. Sin embargo, su construcción es anterior, bien de finales del siglo XIV o principios del XV, como relata María Victoria López Hervás, conservadora del Castillo de la Alameda, es en tiempos de la guerra entre Enrique II de Trastámara, el de las Mercedes contra su hermanastro Pedro I el Cruel, cuando podría decirse que inicia su historia, ya que Enrique II otorgó el señorío se de Barajas a Pedro González de Mendoza, -primer señor de Barajas- tras la derrota y muerte de Pedro I en los batalla de los Campos de Montiel. Este señorío fue entregado en recompensa por su apoyo y fue enajenado a la villa de Madrid que no le había apoyado en la guerra fraticida.

En el entorno, existen restos de asentamientos antiguos desde la Edad del Bronce hasta la Época Romana./Foto: Ayto. de Madrid

Esta fortaleza contaba con un perimétro amurallado protegido por un foso, que se salvaba con un puente que podía ser retirado. En el interior, el castillo contaba con un recinto con patio central y una torre circular, al que estaba adosada la torre del homenaje, residencia del señor y emblema de su poderío. Defensivamente, contaba con varios elementos, el foso, el muro y el baluarte o torre del homenaje, como último reducto.

Con el tiempo, esta fortaleza va cambiando de manos, desde la poderosa familia de los Mendoza hasta que tras un incendio en 1695, del que no se hacen reparaciones, va quedando en abandono hasta servir de despojo para otras construcciones. En este cambio de manos se juntan amantes y deudas. Los Mendoza se vieron obligados a ceder la propiedad a Mencía de Ayala, prima y amante del II señor de Barajas, Diego, hijo de Pedro González de Mendoza quien se lo cedió en testamento. De esta forma y tras muchos pleitos termina en la también muy destacada dinastía de los Zapata.

El castillo de la Alameda durante los trabajos arqueológicos./Foto: Ayto. de Madrid

A mediados del siglo XVI, con la llegada del Renacimiento y los cambios en la sociedad, con el resurgimiento de las ciudades, los castillos o se abandonan o se transforman en palacios, y el de la Alameda es sometido a una serie de reformas para hacerlo más confortable y adaptarlo a los nuevos tiempos, y se transformó en un palacio renacentista con unos impresionantes jardines en el foso y un estanque en que, según se ha documentado, se podía navegar con un barco. Pero las deudas por tan esplendorosas obras, la falta de descendencia y el incendio, llevaron al abandono del por entonces palacio de recreo. Quedó como cantera para otras construcciones y en 1936, al inicio de la Guerra Civil, se construyó en sus alrededores un nido de ametralladoras.

Tras un fallido intento de reconstrucción en el siglo XIX, el abandono y el expolio lo dejaron el las ruinas que han llegado hasta el siglo XXI. El castillo y su entorno han sido objeto de varias campañas de excavaciones arqueológicas. En 1980 la Comunidad de Madrid abordó actuaciones puntuales, pero no habían tenido continuidad ni habían constituido el germen de un proyecto que desembocase en la recuperación del yacimiento hasta la actualidad. Pero fue a principios de este siglo cuando el Ayuntamiento de Madrid se planteó el proyecto de estudio histórico, excavación arqueológica y reconstrucción y musealización, tal cual hoy se puede vistar.

 

 

Heritage Malta to reopen six sites on weekends
Da timesofmalta.com del 10 giugno 2020

For St Angelo

Heritage Malta is re-opening six of its sites and museums in line with the gradual lifting of public health measures related to the COVID-19 pandemic.
Fort St Elmo, Fort St Angelo, Ħaġar Qim and Mnajdra Temples, the Tarxien and Ġgantija temples, and the National Museum of Archaeology will reopen on Saturday.

Addressing a press conference, HM CEO Noel Zammit and chairman Anthony Scicluna, said the sites will be open to the public between 10am and 5pm, free of charge, on Saturdays and Sundays in June.
Zammit said the sites will be in line with all guidelines issued by the health authorities, safe for all those who wished to enjoy the Maltese heritage. All spaces open to the public have been disinfected, and each visitor’s temperature will be read prior to entry. Scicluna said that during the pandemic, the agency adapted its work to keep the population close to its heritage. Such initiatives will be retained but a more holistic experience could now be offered again.

Should this initial phase yield positive results, Heritage Malta reopen more sites and museums.

 

We need to be open / We need to be safe Nothe Fort
Da crowdfunder.co.uk del 10 giugno 2020

by Nothe Fort in Weymouth, England, United Kingdom

Before reopening, Nothe Fort must carry out essential alterations to ensure the building is safe for visitors and volunteers.

WE NEED TO REOPEN. WE NEED TO BE SAFE.

Nothe Fort is a major historic landmark for Weymouth and our reopening is important to the town. Nothe Fort’s successful reopening will be a clear message that Weymouth is on the road to recovery.
We have been working hard to respond to the covid-19 crisis by reducing costs and furloughing staff, but our income is 100% generated by our visitors. If Nothe Fort does not reopen we will run out of money before next season. We MUST reopen.

“In June 1980 Nothe Fort first opened its doors to the general public. The renovation of the Fort had been due to the determination of local volunteers. Rather than having a party to celebrate our 40th anniversary, we once more now find ourselves fighting for the survival of the Fort, and of Weymouth!” James Farquharson, Nothe Fort Chairman

OUR CONTRIBUTION TO WEYMOUTH

• Nothe Fort is Weymouth’s No.1 heritage attraction
• Last year we had nearly 70,000 visitors
• We have an army of over 100 local volunteers who not only help run the Fort, but also contribute to the economic wellbeing of Weymouth

• Our school programme is over-subscribed, with over 3,330 children participating in our evacuee experience
• We are involved in numerous community partnerships, for example Museum of the Moon which had over 15,000 visitors in one weekend.

“The Nothe Fort is recognised as being one of the foremost drivers of tourist traffic in Weymouth. The Weymouth BID are delighted that Nothe Fort is working with the town to develop successful ventures such as 2019’s Museum of the Moon." Claudia Webb, Weymouth BID

THREATS DUE TO COVID-19

Loss of income and tourist visitors. Nothe Fort opens seasonly from April - October, and therefore we could lose the year’s income. . We have been financially self-reliant and have had little support from local authorities. We need to reopen to generate income.

Loss of use of historic monument. Due to social distances we will be unable to reopen areas below ground, with narrow corridors and small rooms. However, we are lucky to still have the use of the large historic space of the parade ground and Fort ramparts which command stunning views of Weymouth Bay.

Loss of volunteers. Nothe Fort is able to open to the general public due to an army of local volunteers, many of whom are over 70 years old . We need to support our volunteers to return and ensure that Nothe Fort is a safe environment. “Mum used to take us (4 girls) regularly to Nothe Fort. We used to love looking for the mice!
As teenagers we used to hide in dark corners and frighten the tourists!
Now that I’m a mum, I bring my boys and I take pleasure seeing the Fort through their eyes. They love looking for the mice just as I did when I was a child! I’m a primary school teacher, and recently I offered my specialist skills to help the Fort review their education programme. I was really nice to see how I could make a difference.” Suzannah Martin

OUR CROWDFUNDING PROJECT

In order for Nothe Fort to reopen we need funding to undertake essential alterations to the museum’s entrance and display areas. The work will include:-
• Alterations to the ticket desks
• Alterations to the entrance area to ensure 2 metre distancing
• Barriers at the entrance
• Signage at Nothe Gardens and in the Fort
• Portable hand-sanitizer stations
• Alterations to exhibition areas to allow social distancing

YOUR SUPPORT WILL MAKE A MASSIVE IMPACT

We would be delighted to receive any size of donation that people can make, as every pound moves us nearer towards our target of £5,000 and being able to double that amount thanks to Dorset LEP’s match-funding.

REWARDING YOUR SUPPORT

We would love to invite you to a private opening of Nothe Fort, where we will thank you in person for supporting our crowd funding campaign. We look forward to changing our campaign to: We are open. We are safe.

 

Second Set of S-400 Air Defence Systems Could be Assembled in Turkey
Da defenseworld.net del 8 giugno 2020

S-400 Air Defence Sysem Firing Missile @tvzvezda

Ankara and Moscow are currently negotiating co-production of the S-400 air defence systems (ADS) in Turkey.

Russia has agreed to supply a second set of S-400 ADS to Turkey with co-production, the head of the secretariat of the defense industry of Turkey, Ismail Demir said in an interview with NTV channel Sunday. “We have a principal agreement on the supply of a second set of S-400. There remained technical work on technology transfer, details of co-production (and) a roadmap,” he was quoted as saying.

Last week, the head of the Federal Service for Military-Technical Cooperation (FSVTS) of the Russian Federation Dmitry Shugaev said that the Russian Federation is ready to discuss the participation of Ankara in the production of the S-400. Moscow began supplying Ankara the air defense systems in mid-July 2019 based on the latter’s ‘urgent’ need to acquire the S-400 ADS. However, several months have passed and the Turkish military has not yet ‘switched on’ the system with the COVID-19 pandemic given as the reason.

Speculation is that Turkey is still hopeful it may retrieve its deal to acquire the F-35 jets or be refunded the $ 1.5 billion it paid to be able to be a part of the F-35 program.

 

In The Dark: Cold War Cuckfield. The restoration of an ROC nuclear monitoring post bunker.
Da bigmarker.com  del 7 giugno 2020

About This Webinar

In this webinar, Sub Brit member Mark Russell will give us an illustrated history of the Royal Observer Corps from its pivotal role during the dark days of the blitz and World War 2 to its new role during the Cold War as part of the UKWMO (United Kingdom Warning & Monitoring Organisation) and onto its stand down in 1991. We will then hear about the fate of the hundreds of bunkers that were left throughout the UK and in particular the underground post at Cuckfield which was lovingly restored in 2009/2010 by Mark and friend Ed Combes, and has been opened yearly ever since for the public to visit.

Agenda
• A brief history of the Royal Observer Corps.
• 'Going Underground' - The ROC during the Cold War.
• Stand down and the dereliction of the Monitoring posts.
• The restoration and public open days at Cuckfield ROC post bunker in Sussex.

Presenter

Mark Russell

 

El fuerte estadounidense del siglo XIX que se construyó por error en Canadá
Da labrujulaverde.com del 6 giugno 2020

Fort Montgomery en 1922 / foto Startforts

Supongo que todo el mundo sabe qué es eBay: un sitio web dedicado a la subasta y/o comercialización de los más variados productos por parte directa de los usuarios. Nació en 2002 y desde entonces son incontables las operaciones que ha llevado a cabo. Uno de las operaciones más inauditas que he tenido ocasión de ver es la que se desarrolló de mayo a junio de 2006: se subastaba nada menos que Fort Montgomery, al módico precio de 9 millones. Sólo llegaron ofrecer 5 millones, así que no hubo trato. En 2009 bajaron el precio a 3 millones y la última noticia es que ahora cuesta uno, así que si hay alguien interesado en hacerse con un fuerte del siglo XIX, todavía está a tiempo.

Se ubica en el extremo septentrional del lago Champlain, una masa de agua dulce de 21.326 kilómetros cuadrados que separa dos estados de EEUU, Vermont y Nueva York, pero también sirve de frontera natural con el canadiense de Quebec, en cuyo territorio se adentra una decena de kilómetros. Por tanto, es un lugar estratégico, como demuestra la construcción de esa fortificación, que en realidad no es única, ya que en la orilla meridional hay otra, mejor conservada y con una historia menos triste: Fort Ticonderoga.

Vista aérea de Fort Ticonderoga/Imagen: Fort Ticonderoga

El Fuerte Ticonderoga, originalmente llamado Fort Carillon, es una fortaleza de planta de estrella que se construyó entre 1755-1758, en el contexto de la Guerra de los Siete Años, que en América del Norte se plasmó en un enfrentamiento entre Gran Bretaña y Francia por el control de lo que hoy es Canadá, arrastrando en él a los indios. En ese ámbito concreto, la contienda terminó con la conquista de Quebec por los británicos y la capitulación de Montreal, lo que supuso la pérdida del territorio para los franceses. Eso es importante para entender lo que viene a continuación.

Hay que avanzar medio siglo. En 1783, las Trece Colonias no sólo se habían independizado y convertido en un nuevo país llamado Estados Unidos de América sino que, desde 1812, éste se hallaba ya inmerso en otro conflicto bélico contra su antigua metrópoli, aprovechando que estaba ocupada en las Guerras Napoleónicas. Las causas eran las restricciones comerciales decretadas por Londres, el reclutamiento forzoso de marinos estadounidenses en la Royal Navy y la ayuda británica a la las tribus que se resistían a la expansión de los norteamericanos. El gobierno de Washington adoptó como estrategia tratar de arrebatar Canadá a su enemigo.

Campañas del norte durante la guerra Anglo-Estadounidense de 1812/Imagen: Rowanwindwhistler en Wikimedia Commons

La guerra terminó en 1815 con la firma del Tratado de Gante, un acuerdo de paz que retornaba al statu quo ante bellum, devolviendo los territorios que se habían ocupado respectivamente. Canadá siguió, pues, en manos británicas y como en 1814 se había producido un intento de invasión de casacas rojas a través del estado de Nueva York (cuyas milicias, junto con las de Vermont y otras tropas regulares, lograron rechazar en la batalla de Plattsburgh), las autoridades estadounidenses decidieron prevenir que algo así se repitiera.

Consecuentemente, en 1816 un destacamento inició la construcción de un fuerte al norte del lago Champlain. Era de planta octogonal y sus muros medían más de 9 metros de altura, estableciéndose un campamento militar adyacente al que se conocía popularmente como The Commons. Al año siguiente, todavía sin terminar, lo visitó el mismísimo presidente de EEUU, James Monroe, exultante por aquel nuevo equipamiento que confirmaba el orgullo nacional asentado a raíz de la contienda. El chasco fue mayúsculo cuando se descubrió que, debido a un error topográfico de los viejos mapas utilizados, el fuerte se había erigido al otro lado de la frontera, en Canadá.

Ubicación de Fort Montgomery en el norte del lago Champlain/Imagen: Google Maps

Una nueva medición demostró que la línea de demarcación, situada en el paralelo 45, estaba mal calculada, y debía retrasarse 1,2 kilómetros. De este modo, no quedó más remedio que abandonar los trabajos antes de que Gran Bretaña protestase y los lugareños se frotaron las manos al encontrarse con inesperados -y gratuitosmateriales de obra para sus casas. El fuerte se conoce hoy en Canadá con el irónico nombre de Fort Blunder (blunder significa torpe), aún cuando no fue bautizado oficialmente y entonces se referían a él como the works o, en referencia a la artillería que le iban a destinar, battery of Rouses Point.

Sin embargo, en el National Register of Historic Places de EEUU (una relación de sitios y objetos a preservar por su importancia histórica) fue registrado en 1977 como Fort Montgomery ¿Por qué? Porque las disputas fronterizas continuaron -aunque a escala menor, sin violencia- y ello llevó a que en 1842 ambas partes firmaron el Tratado Webster-Ashburton, que trataba de solucionar de una vez ese tipo de problemas. El acuerdo confirmó retroactivamente el límite sur de Quebec, que entre 1771 y 1773 se había establecido en la línea Collins-Valentine y marcado con hitos a 45º de latitud norte. Eso significaba la cesión canadiense de Island Point a EEUU, que dos años más tarde procedió a construir en ella otro fuerte. A éste sí le pusieron nombre: Fort Montgomery, en honor de Richard Montgomery, un general fallecido en 1775, cuando el Ejército Continental invadió Quebec intentando convencer a la población francófona de que se uniese a las colonias rebeldes contra el dominio británico.

La obra resultaba mucho más ambiciosa que la anterior, de modo que tardó tres décadas en terminarse, dedicándosele cuantiosos recursos y personal. Casi medio millar de picapedreros y albañiles estuvieron trabajando in situ en los períodos de mayor intensidad. Dichos momentos coincidieron con los años de la Guerra de Secesión, ya que se temía que Gran Bretaña interviniese desde Canadá a favor de la Confederación y, de hecho, se envió un destacamento a controlar la zona.

Aspecto que presentaba el fuerte al terminarse/IImagen: Boston Public Library

Al final, Londres se mantuvo neutral, pero el famoso raid de St. Albans de 1864 (una incursión en Vermont que una veintena de sudistas realizó desde territorio canadiense con la misión de robar bancos y entretener tropas nordistas) mantuvo la desconfianza mucho tiempo y se siguió considerando aquel punto fronterizo como estratégicamente delicado.

 

 

 

Detalle de uno de los muros: las troneras reforzad as con marcos de hierro/Imagen: Oabonny

Fort Montgomery se concluyó hacia 1870 con interesantes avances poliorcéticos que también tenían otros ocho del país e incluían un foso perimetral inundado y puentes levadizos en sus dos accesos, una isla artificial detrás (unida a él mediante un puente de piedra) que lo protegía de un posible bombardeo y troneras reforzadas con marcos de hierro en los muros, de mampostería, que alcanzaban 15 metros de altura.

Estaba concebido para que lo defendiesen 800 hombres, si bien la guarnición nunca alcanzó esa cifra debido a la distensión en las relaciones con el país vecino y a que los vecinos de Plattasburgh no querían acoger el correspondiente cuartel.

No obstante, estaba fuertemente armado; tenía capacidad para albergar 125 cañones en tres niveles y en 1886 sumaba 74 piezas de 200 y 250 milímetros, la mayor parte apuntando hacia Canadá; asimismo, había otras dos enormes, de 380 milímetros, en el patio de armas.

Ahora bien, el paso del tiempo y los avances en armamento fueron haciendo caer en la obsolescencia ese tipo de fortificaciones, ya que los proyectiles explosivos podían deshacer los muros de la mayoría, así que en la última década decimonónica se empezó a retirar la artillería de Fort Montgomery y al entrar en el nuevo siglo ya sólo quedaba allí una veintena de cañones anticuados, el último de los cuales se trasladó en 1909.

 

Fort Montgomery/Imagen: Mfwills en Wikimedia Commons

El fuerte quedó vacío, como un inmueble fantasma en la que únicamente la presencia de un vigilante -un soldado retirado- lo eximía de ser considerado una ruina comida por la hiedra.

Pero no tardó en alcanzar esa condición.

Fue en 1926, cuando el gobierno lo sacó a subasta pública y lo adquirieron varios particulares que nunca le prestaron atención, por lo que se repitió lo que había ocurrido con Fort Blunder: los lugareños lo despojaron de todo lo que hubiera de valor: ladrillos, puertas, ventanas…

El golpe de gracia llegó en 1936, cuando se procedió a su demolición, de manera que hoy en día sólo quedan dos bastiones, una pequeña parte del muro sur y restos de los alojamientos de oficiales; la mayor parte de la piedra siguió haciendo un servicio público, pues se empleó en la construcción de un puente entre la villa neoyorquina de Rouses Point y la localidad de Alburg, en Vermont. Transcurrió medio siglo y, en 1983, la propiedad fue comprada por Victor Podd Sr. para convertirla en sede de la empresa Powertex Corporation, que se instaló en los mencionados Commons dejando el fuerte como estaba.

Estado actual de Fort Montgomery/Imagen: Roger y Doug Harwood en Atlas Obscura

Podd entabló contacto con varias sociedades históricas para que apoyasen la venta o donación de Fort Montgomery al estado de Nueva York y proceder a restaurarlo y abrirlo al público. Pero las autoridades no se mostraron interesadas, de manera que su siguiente paso fue, como decíamos al principio, probar en eBay. Y mientras aparece algún mecenas, la estructura del fuerte amenaza con colapsar al haberse llevado los chatarreros las varillas de hierro que sostenían los muros, como pasó en 1980 con el desmoronamiento de uno de los bastiones.

Quizá debería haber conservado el nombre de su predecesor, Fort Blunder.

Fuentes:

Colonial forts of the Champlain and Hudson valleys. Sentinels of wood & stone (Michael G. Laramie)/For sale: an abandoned, decaying, private fort on a private island (Jessica Leigh Hester en Atlas Obscura)/Bastions on the border: The great stone forts at Rouses Point on Lake Champlain (James P. Millard)/Fort Montgomery, Rouses Point, New York, USA (starforts.com)/Fort Montgomery. Through the years… A pictorial history of the great stone fort on Lake Champlain (James P. Millard) Wikipedia

 

Bunker open voor publiek
Da nijkerk.nieuws.nl del 6 giugno 2020

Om de mensen in Hoevelaken en omgeving toch maar de gelegenheid te geven om de bunker van binnen te bekijken is op zaterdag 6 juni 2020 het slot van de deur gehaald.

Het verdedigingswerk uit de Twwede Wereldoorlog dagelijks te bezichtigen van zonsopgang tot zonsondergang.

Wie zich de onder de klimop staande bunker herinnert, staand in een vorm van wildernis, kan niet anders concluderen dat Hoevelaken er een prachtige bezienswaardigheid bij heeft.

De bunker en zijn directe omgeving zijn netjes opgeknapt en binnen voorzien van informatieborden, die een duidelijke uitleg geven over wat er zowel binnen als buiten de bunker te zien is.

Mensen die geïnteresseerd zijn in historie en/of de Tweede Wereldoorlog kunnen aan de Weldammerlaan (een deel van) hun hart ophalen.

 

El Castillo de San Francisco se degrada
Da canarias7.es del 1 giugno 2020

Es la fortaleza militar más grande que existe en Canarias pero su imagen deteriorada, ejemplo ideal del abandono que sufre el barrio que preside, reclama atención urgente para preservar la imagen del monumento. El Ayuntamiento y el Gobierno de Canarias aseguran buscar fondos para rehabilitarlo.

Di David Ojeda y Juan Carlos Alonso

El grado de abandono que muestra a primera vista el barrio de San  Francisco, humilde y vetusto, es fácil de entender cuando se observa el declive de su infraestructura más simbólica. El Castillo de San Francisco o de El Rey, también conocido en sus primeros años de existencia como el del Paso Angosto, agoniza a la espera de «conseguir fondos» para su recuperación.

Bien de Interés Cultural desde 1949, superviviente a una Real Orden que decretaba su derribo en 1898, y según arqueólogos e historiadores un testimonio monumental como no hay otro de las fortificaciones militares en la historia del archipiélago.

Desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, concretamente desde el área de Urbanismo, aseveran que hay voluntad por concebir un proyecto que esté a la altura del valor patrimonial del espacio de 5.700 metros cuadrados que corona una de las zonas con mejores vistas de toda la ciudad. Incluso se han producido reuniones con los responsables de Patrimonio del Gobierno de Canarias, e insisten en que encontrar la financiación para afrontar una obra de esas características es el único hilo por anudar.

Su valor histórico es indudable. El Cabildo de Gran Canaria pidió a la Corona su construcción en 1595, justo después del ataque de Francis Drake a la ciudad. Su necesidad quedó patente pocos años después por su papel en la defensa de la capital en la invasión de Van der Does. Y a lo largo de los siglos su planta triangular tuvo distintos usos militares, el último de ellos como prisión durante el siglo pasado.

Planes generales y mociones

Desde 1997 es propiedad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, pero no se ha avanzado nada en 23 años para darle una nueva vida al espacio, con lo que eso supondría, a su vez, para la reactivación del entorno en los barrios de San Francisco y San Nicolás.

Bajo el mandato de Jerónimo Saavedra en 2011 se generó un plan director para intervenir en el complejo, dotado con siete millones de euros. Nada de aquello sucedió y la infraestructura se encuentra en el mismo estado de abandono.

Posteriormente, en abril de 2016 fue llevada a pleno una moción de David Suárez, concejal de Unidos por Gran Canaria, en la que se instaba al Ayuntamiento a retomar el plan añadiendo que el barrio de San Francisco «lleva mucho tiempo esperando por un proyecto social muy necesario para sus vecinos, que contemple aspectos como el adecentamiento de zonas verdes en el entorno, un local social y una zona de aparcamiento». Doreste le contestó: «Aceptamos la moción, perfectamente».

Pero cuatro años después todo sigue igual. Desde Urbanismo siguen admitiendo el potencial del lugar y sueñan con un futuro a corto plazo en el que «suban guaguas de turistas a disfrutar de esa zona privilegiada de la ciudad».

Pero, todavía, la imagen que muestra el entorno es la de la degradación de un icono. Vallas caídas y oxidadas, restos de botellones o excrementos de perro, elementos de los que son tan responsables la desidia municipal como el poco respeto a la convivencia de muchos de los ciudadanos que manchan un paraje histórico.

Terrenos junto al hospital

Las instalaciones militares que se encuentran cerca de la calle Sierra Nevada, junto al hospital Juan Carlos I, también están próximos a ser recuperados para la ciudad por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. En principio forman parte de la misma negociación con el Ministerio de Defensa mediante la cual Las Palmas de Gran Canaria recuperaría el Regimiento de Infantería Ligera Canarias 50, podría acometer el retranqueo de la fachada de la Base Naval y ganar estos terrenos, que cuentan con una hermosa panorámica para la ciudad. Sin embargo, las dos elecciones nacionales del año pasado y el estado de alarma propiciado por el coronavirus ha ralentizado la firma del acuerdo verbal alcanzando por el gobierno de la Ciudad con el del Estado. Tres zonas que aspiran a convertirse en lugares simbólicos para los ciudadanos de la capital en los próximos años.

Trabajos en Punta del Diamante

El de Punta del Diamante está previsto como uno de los miradores principales de la red de panorámicas que quiere desarrollar el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Sin embargo, la aparición de la traza original de la fortaleza del siglo XVII obligó a detener los trabajos y a modificar el proyecto,integrando el hallazgo arqueológico en el resultado final del proyecto.

La zona, ahora mismo muy transitada, se encuentra sucia a pesar del vallado que debe servir para protegerla. Los accesos desde Mata son una auténtica carrera de obstáculos debido a la cantidad de excrementos de perros que allí quedan.

Desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento aseguran que pese no haber trabajadores en la zona se está a la espera de concretar reuniones con el Ministerio de Defensa del Gobierno sobre la modificación para acometer su ejecución final.